cerveza

¿Cómo tirar una caña profesionalmente?

cervecería

En la época medieval se recetaba la cerveza como medicamento, para problemas como la gripe, dolores musculares o incluso dolores de cabeza. En la actualidad la caña sigue teniendo gran protagonismo en nuestros bares y restaurantes, es por eso que perfeccionar la técnica de tirar una caña es algo fundamental.

Así evitaremos que el cliente se encuentre con una cerveza de la que apenas tiene sabor, sin olvidarnos obviamente de la calidad de la cerveza que se sirve.

El arte de tirar una caña

Estos son algunos de los consejos que debes seguir:

vasos cerveza

  • Descartar la primera espuma que sale del grifo. 
  • A cada tipo de cerveza le corresponde una copa o vaso específico.
  • Pon la copa a 45 grados, al llenarse ve poniéndola vertical hasta un 75% para que salga la espuma de presión. 
  • La cerveza se deslizará mejor sin producir espuma al caer al fondo si enjuagas la válvula moja-copas para atemperarla y eliminar impurezas.
  • Debe estar en buenas condiciones de mantenimiento la máquina de enfriamiento, así se controlarán correctamente las temperaturas y la presión. Para evitar impurezas y malos olores se deben limpiar los conductos.
  • Quizás has visto que en algunos establecimientos enfrían las copas en la nevera para que haga escarcha, pero te aconsejamos que no lo hagas, ya que con esto lo que hacemos es degradar la calidad de la cerveza.
  • Si quieres conseguir una consistencia cremosa, deja abierto el grifo un 25% y deja unos 3 centímetros de espuma aproximadamente.  Dicha capa de espuma debe ser más cremosa por abajo y con el grano más grueso por encima, de esta manera no se pierde la carbonización que viene de fábrica. En el caso de que no te agrade el resultado, deja rebosar un poco e intenta echar espuma de nuevo.

servir cerveza